Lifestyle

5 problemas comunes de organización y cómo solucionarlos

Imagen Tránsito Inicial.

Todos podemos llegar a ser un poco desordenados en alguna ocasión. Nadie es perfecto, ¿pero en qué momento un problema sin importancia se convierte en algo incontrolable y que no te hace feliz? Le hemos preguntado a una experta profesional en organización, Alicia (de Orden y Limpieza en casa), cuáles son las señales que nos deben poner en alerta: “Para mí, la primera señal y la más poderosa, es querer salir constantemente de tu casa. Cuando quieres salir constantemente es porque no te sientes a gusto en ella. Otras señales pueden ser no encontrar nunca nada, tener muchos espacios de caos (zonas de acumulación en las que tienes de todo), no tener ropa para ponerte porque está lavando o no poder deshacerte de las cosas que no quieres tener”.

El orden implica una mayor calidad de vida y una organizadora profesional podría ser capaz de ayudar a conseguir  esa armonía en el hogar. Las ventajas de la organización son múltiples aunque a priori no siempre le damos importancia, “reduce la ansiedad y el estrés, te da un  espacio sagrado en perfecta armonía (tu casa) lo que hace que te relajes y olvides los problemas externos como los del trabajo. También reduce enormemente las discusiones familiares (ya que la mayoría son por desorden y rutinas con las tareas domésticas). Además, tener implementadas unas buenas rutinas de organización te permite ser más efectivo y disponer de mucho más tiempo libre.”

Antes de acudir a los profesionales, vamos a intentar poner solución a algunos problemas universales de toda casa con algunas de sus recomendaciones:

1)El armario. No encuentras nada, está todo mezclado o ni siquiera llegas a usar todo el espacio. Piensa si estás doblando y organizando tu ropa de forma adecuada; Alicia  recomienda (y enseña) “técnicas de doblado para ganar espacio y evitar que saques tu ropa arrugada de los cajones”. Pero, sobre todo, si no usas algo hace más de un año, dónalo; si has comprado algo nuevo, sustitúyelo por lo que ya tengas; y si es necesario, “tira sin piedad”.

[¿Necesitas ayuda? Organización en el hogar: ¡10 armarios y zapateros fantásticos!]

2) El correo se acumula en el buzón o por cualquier parte. Podríamos reciclarlo nada más llegar o archivarlo de forma eficiente en el mueble de recibidor, pero el consejo de los expertos es “eliminarlo antes de que llegue a casa”, ya sea llamando a la compañía de turno para cancelarlo o recibiendo sólo facturas online.

3) No tienes espacios para hacer tu actividad favorita. Estas Navidades te han regalado un juego para práctica yoga, o quieres encontrar el lugar ideal para tu afición favorita (coser, cocinar, o hacer puzzles con cerillas), pero sientes que no tienes espacio para nada, aunque desees pasar tiempo allí. Debes saber que no existen espacios demasiado pequeños,  todo es cuestión de organización y prioridades. ¿Cómo? Alicia piensa que se pueden “crear espacios donde parecía que no existían o reorganizar zonas para que sea más intuitivo encontrar las cosas”.

4) Perdona, pero yo compro archivadores y cajas a menudo. Un error común  a la hora de organizar una casa es pensar que comprar accesorios para almacenaje es la solución a todo problema, cuando lo más seguro es que se conviertan en parte del caos. Sí, nos hacen sentirnos organizados, pero no nos permiten zafarnos de la responsabilidad del hábito de orden.

[Ideas para crear una oficina en casa]

5)Te sientes mal en tu propia casa. “Te das cuenta de que quieres cambiar algo y no sabes por dónde empezar”, dice Alicia. En este caso, un organizador profesional puede serte de gran ayuda. Su trabajo, como ella lo ve, es para que se sienta a gusto en tu propia casa. ¿Cómo puede ayudarnos? “Lo primero que hago es visitar la casa y hago una entrevista. Con esos datos hago un análisis, vemos donde están los problemas (si es acumulación, es un desorden normal o es una falta de rutinas) y, dependiendo del problema, nos marcamos un plan de acción. A veces hace falta reorganizar una parte de la casa o eliminar la acumulación, otras veces se trata sólo de generar rutinas”. Puedes contactar con Alicia en el siguiente enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *