5 Cosas que..., Opinión

5 estrategias para hacer de tu marca handmade un negocio rentable

¿Hacer de tu marca handmade tu trabajo y generar ingresos te suena a cuento chino?

¿Realmente convertir tu hobby en una manera de ganarte la vida es tan complicado?

En ocasiones pienso que las personas nos boicoteamos a nosotras mismas y ponemos nuestras creencias limitantes por delante de lo que realmente nos hace vibrar.

Ser una marca pequeña no es malo, pero creerse inferior por esto sí que lo es.

En los últimos años he tenido la oportunidad de ver (desgraciadamente) multitud de negocios handmade con productos realmente buenos que acaban echando el cierre porque no saben transmitir a sus clientes el valor que aportan.

En mi opinión, la diferencia entre el artesano que vende de manera esporádica y amateur y el que tiene un negocio rentable con su marca está muy relacionada con tener en cuenta las 5 tácticas de las que voy a hablarte hoy.

  1. Utiliza el principio de escasez

Somos procrastinadores por naturaleza. No te digo nada nuevo.

Nos encanta dejarlo todo para otro momento porque consideramos que será más adecuado que el que estamos viviendo ahora.

Puedes aprovecharte de esto en tu tienda online utilizando el principio de escasez aplicado a los productos.

Limitando la cantidad o el tiempo durante el que tu producto está disponible obligas al consumidor a realizar una acción inmediata.

Muestra un número reducido en stock o pon una cuenta atrás que indique las horas que faltan para que la oferta se agote.

Este tipo de técnicas, además de crear inmediatez también añaden más valor al producto, de manera que será un método infalible para estimular las ventas de tu tienda online.

  1. No te olvides de la prueba social

Está demostrado que un consumidor es capaz de tomar una decisión de compra de manera más sencilla cuando comprueba que otra persona ya ha confiado en la marca antes que él.

De hecho el 63% de consumidores afirma que compraría en una tienda online si los productos tienen comentarios positivos.

Puedes conseguir la confianza del consumidor mostrando opiniones sobre los productos, testimonios o reseñas de otros clientes.

Seguro que ya hay cifras que merece la pena destacar o personas que han comprado tu producto con anterioridad y que estarán encantadas de compartir su opinión en tu web.

No te cortes en este tema.

Aprovecha la satisfacción de tus clientes para pedirles que te envíen un comentario hablando sobre la experiencia que tuvieron a la hora de adquirir tus productos.

También puedes utilizar material que tus clientes hayan compartido de tus productos en sus redes sociales: fotos de Instagram, comentarios de Facebook… todo vale si se trata de generar confianza y de minimizar el riesgo percibido por el cliente.

  1. Usa la psicología a la hora de establecer los precios

Seguro que este tema te ha traído más de un quebradero de cabeza.

Lo cierto es que no es sencillo fijar el precio de los productos, pero en tu tienda online tú marcas las reglas.

Tienes en tu mano el poder (y el deber) de crear estrategias de fijación de precios que persuadan al consumidor y que influyan a la hora de tomar una decisión de compra.

Los precios que acaban en 9 y 5 son mucho más efectivos que los precios redondos. De hecho, difícilmente encontrarás precios redondos en las tiendas. Las ofertas que contienen estos números al final se perciben en el subconsciente del usuario como más baratas y atractivas.

Otro de los motivos por los que es ventajoso utilizar números impares para fijar la estrategia de precios es que las cantidades son más difíciles de sumar que si lo hiciésemos con números redondos. De esta manera el usuario no se lo cuestiona tanto a la hora de decidirse a adquirir el producto.

  1. Resuelve todas las dudas de tu cliente

¿Y si en lugar de estar en tu tienda online estuvieras atendiendo al cliente en una tienda física?

¿Qué preguntas crees que podría hacerte?

En la tienda online el usuario no tiene oportunidad de preguntarte dudas en el momento de la compra, con lo cual es tu responsabilidad resolverlas todas en la redacción de la ficha de producto.

Tienes una oportunidad de oro para hablarle sobre tu producto a alguien que ya está mostrando interés por él. ¿Qué podría fallar?

Piensa en las preguntas que se haría tu cliente, haz un listado y resuelve una por una.

  • ¿Cómo se usa?
  • ¿De qué está hecho?
  • ¿Cuál es el mejor momento para utilizarlo?
  • ¿Cuáles son las condiciones de devolución?

Me sorprende la cantidad de tiendas online cuyas fichas de producto, en el mejor de los casos, listan características o muestran la información que les facilitó el proveedor.

Esto no es solo un error a nivel de copywriting sino que también lo es para el SEO de la web, ya que Google penaliza el contenido duplicado y tu posicionamiento se puede ver muy perjudicado si no tienes esto en cuenta.

Sé que redactar 300 fichas de producto no es una idea con la que se te haga la boca agua, pero desde luego el copypaste no es la solución.

  1. El storytelling va a ser tu mejor aliado

¿Qué engancha más que una buena historia?

Estoy segura de que la de tu negocio no es una historia cualquiera.

¿Por qué no se la cuentas a tu audiencia?

Las historias ilustran, se recuerdan fácilmente y crean una conexión emocional que no es comparable con nada.

Consiguen generar empatía y crean un componente emocional que humaniza a la marca. Saber transmitirla de manera que construya una relación con tus clientes potenciales es todo un arte que marcará la diferencia entre una tienda del montón y una especial.

No pienses que esta táctica únicamente vale para las grandes marcas. Puedes enfocar tu historia de cualquiera de estas maneras:

  • Cuenta qué te trajo hasta aquí
  • Qué inspiró la creación de tu negocio
  • Qué aporta tu marca al mundo

También puedes crear tu historia en torno a las necesidades de tu cliente.

Descubre cuáles son sus motivaciones para realizar una compra y crea una conexión emocional que vincule tus productos con sus vidas.

En mi Guía SEO Copywriting tienes un ejercicio práctico en el que te ayudo a diseñar paso a paso el mapa de empatía con el que lograrás entender de manera más profunda qué necesita tu cliente.

Y ahora abrimos debate…


· ¿Has tenido la sensación de que los productos artesanos no se valoran como deberían?
· ¿Cuál es el problema principal con el que te encuentras al vender tu marca?
· ¿Consideras que es imposible vivir de tu hobby?
· ¿Has usado alguna vez en tu tienda online alguna de estas estrategias?


Cuéntame tu experiencia en comentarios. Estoy deseando leerte.

 

Sobre la autora del post

Soy Pilar Santisteban, copywriter y consultora de marketing. Trabajo creando textos de alto impacto para autónomos y pequeñas empresas que quieren brillar y vender más y mejor gracias al poder de las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *