Recetas

Ensalada de coliflor

ensalada-de-coliflor

Viviendo en el sur de España el verano se alarga más de lo que a priori pretende el calendario. En un año cálido, como los que estamos teniendo últimamente, puede llegar mediados o finales de octubre y pillarnos todavía con ganas de pasar el día en la playa. Ya sabéis, el tan nombrado veroño.

Claro que en cuanto a los productos de temporada se refiere, vamos también viendo como los tomates dejan de ser maravillosos, van desapareciendo las sandías y melones dulces y a reventar de agua, los calabacines pasan a ser más parecidos al corcho blanco que a un calabacín, y así con mil cosas.

No hay problema. Otoño viene cargado de novedades, riquísimas novedades: calabaza, col, granadas, setas (en cuanto llueva un poco), membrillo, caqui, castañas, y un larguísimo etcétera.

Y sí, lo voy a repetir una vez más. Ya es posible encontrar de todo en todas las estaciones, pero si te ciñes a lo que las estaciones dan de forma natural tu salud, bolsillo y paladar lo agradecerán, por no hablar de que no pondremos nuestro apoyo al sufrimiento de la Tierra. Dejémosla trabajar como ella sabe.

Hoy, como ya empezamos a ver productos de otoño en la frutería, aprovecharemos para hacer una ensalada tibia de coliflor con algunos productos que son más típicos del verano, que como todavía se resiste sigue dándonos buenos frutos. Y Además sencilla y rápida, porque la vuelta al trabajo, a la rutina, al cole, a lo que quiera que sea tu día a día después de las vacaciones ya es lo suficientemente duro.

ENSALADA DE COLIFLOR

 

ENSALADA DE COLIFLOR

½ Coliflor (la mía era morada, por aquello de darle color, pero su sabor es idéntico al de la blanca).

1 cebolleta grande

1 pepino

1 puñado de perejil y de hierbabuena fresca.

1 cucharada 

de comino en grano*

Sal, zumo de lima y aove.

Corta la coliflor en floretes y deshecha el tronco central. Ponla en una picadora de cuchillas y tritúrala hasta conseguir trocitos del tamaño de guisantes, más o menos.

Pon la coliflor triturada, con un poco de sal y un chorreón (no demasiado) de aceite en un recipiente resistente al microondas y tápalo con film transparente. Ponlo 3 minutos a máxima potencia. Al sacarlo quítale el plástico y deja que se enfríe un poco.

Mientras corta la cebolleta, el pepino y las hierbas en trozos finitos. Cuando la coliflor haya alcanzado una temperatura agradable mézclala con las verduras,  y el comino. Aliña teniendo en cuenta que ya le has puesto sal antes. Ojo.

Añade las hierbas frescas y troceadas.

*El comino es un gran aliado de la coliflor, ayuda a llevar mejor los gases que conlleva 😉

Captura de pantalla 2016-06-08 a la(s) 10.32.37

Conscientemente mediterránea y más castiza de lo que me gusta reconocer. Adoro el buen vino, y si no existiera el jamón ibérico, sería vegetariana.
Procuro tener siempre flores y caminar por la parte soleada de la calle.
Vivo con una curiosidad sana por casi todo.
No concibo la vida sin compartirla con animales.
Tranquila. Imaginativa. Realista.
No soy de lágrima fácil, tampoco de abrazo.
Me esfuerzo en ser viajera, no turista. Odio el trayecto.
Con la báscula y el despertador firmé hace tiempo un armisticio.
Amiga de lo sencillo. Enemiga del triste, del gris, del tibio.
Habladora, observadora, no me gusta nadar y guardar la ropa.
No soy perfeccionista, pero me gusta hacer lo correcto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *