Recetas

Espárragos con huevo poché o aparentar que se sabe sin sabe

 

Platopreparado

Por Tamar Meneses/QUEENENSALADA

El arte culinario está tan lleno de dificultades y técnicas complicadas como de atajos y trampas para conseguir los mismos resultados, o casi, casi.

El huevo poché cocinado de la manera ortodoxa lleva tiempo, entrenamiento hasta conseguir un resultado satisfactorio. Lo más probable es que las primeras veces te quedes con la clara hecha jirones, hilos mojados que no se hacen nada apetecibles, ya que para la correcta elaboración la rapidez, maña y control de temperatura del agua es muy importante.

Para elaborar un huevo muy, muy similar al poché auténtico, necesitarás una taza de café, un trozo de film transparente de cocina, un trozo de hilo, y claro… el huevo, una gota de aceite de oliva y sal.

Lo primero es cortar un trozo de plástico de manera que encaje en la taza de café y que sobre bastante por fuera. Aceitar el plástico un poco para que el huevo no se quede pegado, y cascar el huevo dentro de la taza con el plástico, añadir sal al gusto.

Hacer una bolsita con el plástico y cerrarla con el hilo bien fuerte, sin que quede mucho aire y espacio dentro.

Poner un cazo con agua a hervir, y CUANDO HIERVA, meter nuestra bolsita con el huevo. Contar 4 MINUTOS (de reloj, ni más ni menos), sacar y colocar la bolsita en un cuenco con agua fría para cortar la cocción y que el huevo quede con la yema cremosa. Abrir el paquetito con unas tijeras y comer como se quiera.

A mí me encantan en sándwich de pan tostado con aguacate aplastado y un poco de pimienta espolvoreada y con espárragos verdes a la plancha.

Así los como ahora, que es primavera y están en temporada, y que tengo unos amigos que saben que me vuelven loca y me han regalado dos manojos enormes de Sierra de Yeguas, un municipio malagueño famoso por sus fantásticos espárragos. Eso son amigos!!!!

Si tienes la suerte de disponer de unos buenos espárragos verdes sólo tendrás que ponerlos a la plancha, con un poco de aceite de oliva y sal. Cuando estén ya hechos pon tu huevo poché encima y ralla un poco de parmesano por encima….

Quedarás como un rey, como una reina, preparando esto como cena y no puede ser más sencillo, más sano y más rico.

FullSizeRender (4)
Escrito por:
Conscientemente mediterránea y más castiza de lo que me gusta reconocer. Adoro el buen vino, y si no existiera el jamón ibérico, sería vegetariana.
Procuro tener siempre flores y caminar por la parte soleada de la calle.
Vivo con una curiosidad sana por casi todo.
No concibo la vida sin compartirla con animales.
Tranquila. Imaginativa. Realista.
No soy de lágrima fácil, tampoco de abrazo.
Me esfuerzo en ser viajera, no turista. Odio el trayecto.
Con la báscula y el despertador firmé hace tiempo un armisticio.
Amiga de lo sencillo. Enemiga del triste, del gris, del tibio.
Habladora, observadora, no me gusta nadar y guardar la ropa.
No soy perfeccionista, pero me gusta hacer lo correcto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *