Recetas

Ensalada de cítricos, o como bombardear al invierno

ensalada defi

por Tamar Meneses.

Porque el invierno tiende al gris, al marrón, a las ojeras… Porque no se puede vivir sin la esperanza del color que vendrá y nos inundará con su calor y alegría… Porque, aunque este invierno de hoy venga disfrazado de bondad, todos sabemos que el zarpazo llegará y, amigos, tened preparada la munición, porque el invierno no toma prisioneros.

Que los cítricos sean un arma contra los resfriados y enfriamientos de invierno por su vitamina C es algo que a nadie se le escapa, pero mirándolo desde el lado anímico, no me cabe la menor duda de que sus colores y sus aromas llegan en invierno por la misma razón, darnos un subidón, levantarnos el ánimo.

Sí, es cierto que somos lo que comemos. Es cierto también que la comida es medicina, o por lo menos la prevención de muchos males y una puerta cercana, fácil de abrir, a vivir de una forma más amable con nuestro entorno y con nuestro yo más íntimo.

Pero dejaos también invadir por la belleza del alimento sencillo y sincero, porque seguramente encontréis en ellos razones para seguir cuidando también de vuestra alma, puro sentido común: amar lo que nos alimenta.

Ensalada de cítricos, una bomba de color que detendrá tormentas y melancolías.

Ingredientes para 2 personas:

1 naranja de mesa

1 mandarina

1 pomelo

2 puñados de rúcula, o cualquier mezcla de hojas verdes

1 aguacate

¼ de hinojo

½ cebolla roja (sólo por dar más color)

Yerbabuena

En una bandeja dispón una cama de rúcula. Pela los cítricos y corta en finas rodajas la naranja y el pomelo, separa los gajos de la mandarina.*

Dispón la fruta sobre la cama de rúcula. Corta en la cebolla y el hinojo en medias lunas y esparce sobe los cítricos. Pela y corta el aguacate en dados y añádelos a la ensalada.

Aliño de tahina, suave y sedoso como una mantita mullida.

Ingredientes:

1 diente pequeño de ajo

Zumo de medio limón

2 cucharaditas (de postre) de pasta de tahina.**

3 cucharadas soperas de agua.

Pon en un pequeño bol el diente de ajo, bien machacado, el zumo de limón, un pellizco de sal y las dos cucharaditas de tahina. Remueve con una cucharilla para ligar todos los ingredientes. Al principio parecerá que se separa en grumos, como si se “cortara”, pero insistid removiendo y adquirirá una textura cremosa de nuevo. Cuando esto ocurra añadid el agua y volved a remover hasta integrarla y vuelva a tener textura cremosa.

Aliñad vuestra ensalada con esta salsa y estaréis salvados de los rigores del invierno.

*Lo suyo es cortar la naranja y el pomelo a sangre, o en vivo. Esto es sacando la pulpa de las frutas de su pellejo interno, quedando así unos gajos de fruta brillantes como piedras preciosas, pero no es ni mucho menos obligado. En la cocina uno se debe complicar lo que le apetezca.

** La Tahina, o Tahini, es una pasta cremosa y deliciosa elaborada a partir de semillas de sésamo molidas. Es un ingrediente indispensable en la cocina de Oriente Medio. Se utiliza, por ejemplo, para hacer el tan de moda Hummus. Actualmente se puede comprar en muchas grandes superficies, o tiendas especializadas en productos “exóticos”, pero si no, siempre está internet.

FullSizeRender (4)
Escrito por:
Conscientemente mediterránea y más castiza de lo que me gusta reconocer. Adoro el buen vino, y si no existiera el jamón ibérico, sería vegetariana.
Procuro tener siempre flores y caminar por la parte soleada de la calle.
Vivo con una curiosidad sana por casi todo.
No concibo la vida sin compartirla con animales.
Tranquila. Imaginativa. Realista.
No soy de lágrima fácil, tampoco de abrazo.
Me esfuerzo en ser viajera, no turista. Odio el trayecto.
Con la báscula y el despertador firmé hace tiempo un armisticio.
Amiga de lo sencillo. Enemiga del triste, del gris, del tibio.
Habladora, observadora, no me gusta nadar y guardar la ropa.
No soy perfeccionista, pero me gusta hacer lo correcto.
Trabajé en 1000 cosas, pero paré y ahora camino por nuevos escenarios.
También tengo defectos… Pero esos los guardo para otro día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *